Gira tu dispositivo a modo "landscape"

 

Efectivo al instante

Con el Préstamo Efectivo de Kutxabank podrás disponer del efectivo que necesitas sin papeleos ni largos trámites.

 

Icono Check  Un préstamo inmediato preconcedido en función de tu vinculación con la entidad. Sólo necesitas tu DNI y firma.
Icono Check  Efectivo desde 500€ o 1.500€ si se solicita a través de Banca online.
Icono Check  Los clientes de Kutxabank disponen de un préstamo máximo de 60.000€ en función del límite preconcedido.
Icono Check  Amortización en hasta 7 años.

Icono Check

 

 Cuota fija con libre elección del día de pago en oficina.

 

Contratable a través de:

Móvil En la Banca Online o en la App móvil de Kutxabank con tus claves online.
Atención a clientes En tu oficina Kutxabank habitual.

 

 

personas con moviles

Infografía sobre Préstamo Efectivo

 

 

 

 

Respondemos a tus preguntas

Un préstamo consumo es un contrato por el cual el banco concede un crédito a un consumidor para sus necesidades personales. El importe puede oscilar entre los 200 y los 75.000 euros. El consumidor se compromete a devolver este importe en plazos generalmente mensuales, junto con un interés, sin poner ningún bien en garantía de la devolución (como sucede, por ejemplo, con los préstamos hipotecarios).
Al contratar un préstamo consumo, el banco te entrega una cantidad de dinero para que puedas pagar el bien que deseas adquirir. Este importe se llama 'principal' del préstamo, y lo deberás ir devolviendo mes a mes, en forma de cuotas, que incluyen ese importe más un interés. El número de cuotas que debes abonar es lo que llamamos el 'plazo' del préstamo consumo.

Mediante un préstamo consumo se puede financiar cualquier bien de consumo que vayas a adquirir: por ejemplo un coche, una reforma, un teléfono, un tratamiento dental o estético, unos estudios, un viaje, etc. Los préstamos consumo NO son adecuados para financiar inversiones (como inmuebles, acciones u otros productos de inversión), ni para financiar gastos mensuales como arrendamientos o suministros de luz, agua, gas, teléfono o similares.

No. las cuotas incluyen tanto el importe que el banco te ha entregado como un interés, que es el beneficio para el banco. Además, el préstamo consumo puede incluir una comisión de apertura, que deberás pagar en el momento de contratar el préstamo consumo.
En este sentido, te recordamos que dispones de información sobre los comisiones y precios de las operaciones más frecuentes de todos los bancos en la página web y las oficinas del banco, así como en la página web del Banco de España, en cumplimiento del Anejo I de la Circular 5/2012 del Banco de España.
 

Es importante tener claros varios conceptos:
El coste que va a tener el préstamo para ti, que será la comisión de apertura (si la hay) y los intereses. El banco te detallará el importe total que deberás abonar (en euros), y el coste financiero anual que ello supone (la TAE, o Tasa Anual Efectiva). La TAE te servirá para comparar tu préstamo consumo con otras opciones de financiación mediante otros productos o con las ofertas de otros bancos.
Por ejemplo, si contratas un préstamo de 10.000 euros para comprarte un automóvil, pagadero en 60 meses (5 años), con una comisión de apertura de un 1% y a un tipo de interés deudor del 5,99%, ello supondría que recibes 10.000 euros, y en ese momento pagas 100 por la comisión de apertura; durante los siguientes 60 meses, pagarías una cuota de 193,28 euros (salvo la última, que por redondeo quedaría en 193,37). En total, al final de la vida del préstamo habrás pagado 11.696,89 euros. En este caso, la TAE de la operación sería del 6,60%.
El compromiso que adquieres de pagar mensualmente la cuota del préstamo, hasta su vencimiento. Es muy importante que el pago de esta cuota no suponga un problema para que puedas seguir haciendo frente a tus gastos habituales; si tienes dudas en este sentido, lo mejor es que busques opciones más adecuadas de financiación (por ejemplo, a plazos más largos), o que no contrates el préstamo. Incumplir esta obligación de pago te puede acarrear consecuencias graves, como mayor coste del préstamo (porque pagarás intereses de demora), mayor dificultad para contratar préstamos y otros servicios en nuestro banco o en otras empresas, o el embargo de tus cuentas.
El plazo al que contratas el préstamo consumo debe ser consistente con el tiempo de vida útil del bien que vas a adquirir; por ejemplo, si adquieres un automóvil para el que prevés un tiempo de vida largo, puedes plantearte una financiación a largo plazo (p. ejemplo, 5 años). Si vas a pagar unas vacaciones, en cambio, no debieras plantearte una financiación a más de 8 o 9 meses.

El préstamo consumo es adecuado cuando te planteas adquirir un bien de consumo y no te conviene desprenderte en ese momento del dinero que cuesta ese bien. No es adecuado si el bien que quieres adquirir es una inversión (como un inmueble, o un activo financiero), o para afrontar el pago de servicios de tipo recurrente (como suministros mensuales), ni para obtener simplemente liquidez. Para este tipo de situaciones existen otras soluciones de financiación que se pueden estudiar, consulta en la oficina.

No. El banco analizará la solicitud que realizas, y puede decidir denegarla en base a tu situación financiera, o en base a la adecuación del propio préstamo consumo a tus necesidades, aplicando su política de préstamo responsable.
Por ejemplo, el banco puede denegar tu solicitud porque al tramitar tu solicitud detecte que tienes otras deudas impagadas con otros bancos u otras empresas, en base a la consulta de ficheros comunes de morosidad. En este caso, el banco te informará del motivo de la denegación, para que puedas ejercer tus derechos ante los responsables de estos ficheros.

Te recomendamos que leas con detalle cualquier documento antes de firmarlo, y el préstamo también. El banco te proporcionará, si lo deseas, una copia del proyecto de contrato, una vez que su decisión de concederlo sea firme.
Además, en el caso de los préstamos consumo, el banco te entregará con antelación la información previa en un formato estandarizado, que se llama Información Normalizada Europea; es importante también que la leas atentamente y te asegures de comprender bien su contenido.

Sí, durante los siguientes 14 días naturales. En este período tienes derecho a desistir del préstamo consumo firmado, sin necesidad de dar ninguna explicación de tus motivos para ello. Si deseas desistir del préstamo consumo deberás comunicarselo al banco, y abonar el importe del mismo (el principal que el banco te abonó a la firma), más los intereses correspondientes al tiempo  transcurrido. El banco te deberá reintegrar la comisión de apertura cobrada (si la ha habido), y también el coste de los servicios accesorios que pudieras haber contratado de forma combinada con el préstamo (como un seguro de protección de pagos).
Sí, en cualquier momento tienes derecho a abonar el importe de principal pendiente de pago, total o parcialmente, y a elegir si como consecuencia se acorta el plazo del préstamo o se reduce la cuota. El banco te informará de la nueva cuota mensual a pagar y/o del nuevo plazo resultante del préstamo.
Anticipar el pago del préstamo supone que abonarás menos intereses, porque éstos se calculan siempre en función del principal pendiente del préstamo. Pero el banco tiene derecho, en caso de que adelantes el pago, a cobrar una comisión por desistimiento anticipado, que podrá ser como máximo del 1% del capital que adelantes (del 0,5% si falta menos de un año para el vencimiento del préstamo). En cualquier caso, esta comisión nunca podrá ser superior a los intereses que hubiera generado el importe que adelantas si no lo hubieras adelantado.
Al contratar el préstamo consumo te comprometes al abono de estas cuotas. Incumplir este compromiso puede acarrear consecuencias graves para ti, tales como un mayor coste del préstamo (porque los importes atrasados generan intereses de demora), mayor dificultad para contratar préstamos y otros servicios en nuestro banco o en otras empresas, o el embargo de tus cuentas. Estas consecuencias, además, afectarán también a los avalistas de tu préstamo, si los hay.
Es un producto de seguro, que te protege del riesgo de que tus fuentes de ingresos mermen de forma inesperada por distintos tipos de situaciones (por desempleo, muerte o invalidez). Si lo contratas y se produce una de estas situaciones, la compañia de seguros se hará cargo del pago de las cuotas del préstamo. Las situaciones concretas que cubre el seguro y el período durante el que la compañía pagará las cuotas dependen de cada caso, analízalas bien antes de decidir.
En Kutxabank no. El seguro de protección de pagos se te ofrece de forma combinada con el préstamo, pero su contratación siempre es opcional, aunque si te lo estamos ofreciendo es porque consideramos que es un producto interesante para ti.
En el mercado puedes encontrar otras entidades que te ofrezcan este tipo de seguros u otros productos de forma vinculada al préstamo consumo. Esto significa que es obligatorio contratarlos para poder acceder al préstamo consumo. No es el caso de Kutxabank.

Dispones de un apartado de Ayuda en la app y en tu Banca online.
También puedes "Conversar" o pedir una cita con tu gestor/a.

Menú de pie de página

Configuración de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Puedes configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información.

Centro de Preferencias de Privacidad
Su Privacidad

Cuando visita un sitio web, éste puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede brindarle una experiencia web más personalizada. Como respetamos su privacidad, puede optar por excluir algunos tipos de cookies. Puede hacer clic en los diferentes encabezados de categoría para obtener más información y cambiar nuestra configuración predeterminada. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de uso en el sitio se puede ver afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Cookies Técnicas
Inactivas Siempre activas

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Por lo general, solo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o completar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero algunas áreas del sitio no funcionarán. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Cookies de Análisis
Inactivas Activas

Estas cookies nos permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de la página, y en concreto, contar las visitas y fuentes de tráfico para poder evaluar el rendimiento de nuestro sitio y mejorarlo. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o las menos visitadas, y cómo los visitantes navegan por el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, es anónima. Si no permite utilizar estas cookies, no sabremos cuándo visitó nuestro sitio y no podremos evaluar si funcionó correctamente.

Cookies de personalización
Inactivas Activas

Estas cookies permiten que el sitio web proporcione una mejor funcionalidad y personalización, permitiendo al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en su terminal como por ejemplo serían el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc. Esta categoría de cookies puede ser establecida por nuestra empresa o por proveedores externos cuyos servicios hemos agregado a nuestras páginas. Si no permite utilizar estas cookies, es posible que algunos de estos servicios no funcionen correctamente.

Cookies publicitarias
Inactivas Activas

Estas cookies pueden incluir tanto las cookies publicitarias estándar como las cookies de publicidad comportamental. Las primeras son aquellas que permiten la gestión efectiva de los espacios publicitarios en base a criterios como el contenido editado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Las segundas son aquellas establecidas a través de nuestro sitio por nuestros socios publicitarios. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo. Si no permite estas cookies, verá menos publicidad dirigida.